Críticas

Contrafacta
Álvaro Valverde - El blog de Álvaro Valverde
.
(...) De inmediato, algunos signos generacionales (con perdón): referencias a la cultura popular que se mezclan con muestras de la más elevada, pues, como buena parte de los jóvenes poetas españoles de ahora, estamos ante alguien muy formado académicamente que asimila un bagaje teórico de alto calibre que, a su vez, en uno y otro caso, incluye un generoso número de lecturas.

(...) Se lee muy bien esta segunda salida a la palestra lírica de Machina. Y con ello quiero decir que, más allá de los asuntos que aborda en sus poemas, estos están escritos con la debida solvencia poética, esa que llega a los oídos y a la imaginación con la naturalidad que sólo la poesía que de verdad lo es sabe manifestarse. 
  
Tierra II
Miguel Floriano - Lujuria crítica
.
(...) La poesía de Antonio, a día de hoy, parece sustentarse sobre ese decir despojado de imposturas, sobre ese hábil desaire que la juventud le procura, ello unido al abundante acervo cultural del que hace gala. Todo, por supuesto, mezclado y no agitado en el poema merced a un práctico sentido de la sintaxis rítmica y a un conocimiento, ya rendido a su voluntad, de las nociones técnicas del oficio. Los versos dan cuenta de una realidad en constante metamorfosis y, paradójicamente, enraizada por precaria cualidad en un estatismo que torna invulnerables algunos dogmas sociales. (...)
  

Podría haber sido peor, pero no
Juan Carlos Sierra - Estado crítico
.
Puede dar la impresión de que se trata de una estrategia premeditada o de un mecanismo de autodefensa. Desde el título de su debut poético -Podría ser peor-, Antonio Rivero Machina (Pamplona, 1987) parece que está previniéndose de la que le puede caer. Sin embargo, a pesar de su petición de “Benevolentiae”, primer poema del libro -“Imaginen qué hermoso este poema/ si no lo hubiera escrito”-, a pesar de su pretendido y conseguido distanciamiento de lo ya hecho -“¡A mí que me registren!”-, el poemario tiene mimbres suficientes para no pasar desapercibido y, sobre todo, para no recibir una barahúnda de palos críticos, salvo los justos y necesarios.
.
De hecho, da la impresión de que todo esto no es más que un juego del autor para afirmar todo lo contrario, es decir, que es plenamente consciente de su oficio, de su valía y de su lugar poético.
.
(...) Seguridad disfrazada de inseguridad, incluso falta de modestia -que no molesta-, cierta insolencia juvenil, desparpajo y, sobre todo, un tono irónico que oxigena nos hablan de una actitud ante la poesía muy saludable. El Invernadero de Carlos Pardo (Hiperión, 1995), otro primer libro de un autor por entonces aún más joven que Antonio Rivero Machina ahora, manejaba a su manera todas estos ingredientes y supuso el inicio de una obra de construcción lenta pero que se va revelando decisiva para su generación; quizá este Podría ser peor se convierta en otro pistoletazo de salida lírico y generacional, porque, como hemos visto, mimbres no le faltan.

 

.
'Podría ser peor', de Antonio Rivero Machina
Miguel Ángel Lama - Pura Tura
.
(...) Cuando leí por primera vez —cuando unas pruebas en pedefe— este libro de Antonio Rivero Machina, Podría ser peor (...), me llamaron la atención del primer poema unos versos que parecían esconder una de esas erratas felices: «medias silábicas, tacón de pluma / metáforas de licra y rímel / bajo la falta». Era, me dijo Antonio, «bajo la falda»; y prefirió dejar la errata, con un criterio burlón y travieso que ya desde el principio aporta el aire de frescura y juventud que tiene todo el libro. No es todo así; pero se nota que es un primer libro por esa frescura; aunque haya momentos en los que se busca una mayor trascendencia. El autor es exigente y él será el primero en reconocer dentro de unos años una parte de la bisoñez de una obra en la que incorpora un discurso autocrítico en poemas como «Benevolentiae», «Curriculum vitae» o «Fe de erratas». Los requiebros irónicos, los asuntos y motivos cotidianos, modernos, y la presencia de la cultura de masas son algunos de los gestos de Podría ser peor, en cuyo título se aloja la humildad del consuelo. (...)
.
.
Tres extremeños en Hiperión
Irene Sánchez Carrón - Diario Hoy
.
(...) Rivero Machina nos ofrece un poemario con un lenguaje directo y actual a través del cual visita temas como la crítica de la propia poesía, la inutilidad de la existencia, la alienación de la especie humana y  el sentimiento amoroso. Se trata de un libro de tono conversacional con el que el lector puede identificarse fácilmente porque está poblado de referencias culturales contemporáneas, de lecturas reconocibles y de elementos biográficos compartidos que hacen del recorrido todo un placer. (...)
.
.
Aires de familia
Álvaro Valverde - El blog de Álvaro Valverde
.
El pasado sábado, a la vuelta de Segovia (fue un día complicado), escuché cómo Ignacio Elguero, en La estación azul, hacía alusión a Estado de emergencia, un libro de Guillermo Molina Morales (premio «Claudio Rodríguez») y lo comparaba con Podría ser peor, de Antonio Rivero Machina (premio «Antonio Carvajal»), ambos publicados por Hiperión.
.
No he leído el primero, pero sí el segundo. Lo ha escrito un pacense de Pamplona becado en la Universidad de Extremadura. Coincido con Elguero (y con Lama, que habló de él en su blog): tienen, por lo que parece, un mismo aire de familia. Hay desparpajo, frescura, crítica social, cotidianidad a mansalva, humor, sexo, realismo (no sé si limpio o sucio), amor, ironía (con tendencia al sarcasmo)... Puede que lo formal, hablo del libro de Rivero, el filólogo deje paso al joven poeta inspirado, pero no cabe duda de que éste conoce bien la literatura, el cine y cuanto forma parte de la cultura de este tiempo, lo que incluye, por supuesto, el fútbol. (...)
.
.
.