lunes, 24 de noviembre de 2014

4 x 4

Hoy te escribo con el diccionario roto y la gramática llenita de goteras. Hoy te escribo con el calendario perforado como un resguardo de aparcamiento. Hoy te escribo con las anáforas desterradas del salón, pasto ya de los indeseables. Porque no es necesario que te escriba ni una sola línea más, y lo sabes. Tal vez deba hablar siempre de mí para poder contarte. Para poder contarles. Yo que te tengo prometidos, aunque tú no lo sabes, todos los libros que me quedan por escribir. Los libros que nadie querrá publicarme. A tí a quien todo le he dicho, que conoces todas mis disquisiciones baratas y has comprado mis peores ripios. A tí que un día escribirás, tal vez ya lo hagas, mucho mejor que yo. A tí, que sumas hasta cuatro y multiplicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.