lunes, 13 de octubre de 2014

Cada homem é uma raça

Hacen mala mezcla el mito del buen salvaje de Rousseau con el brutal genocidio que los aztecas perpetraron sobre otros pueblos indígenas, algunos de los cuales se aliaron con Hernán Cortés y los suyos para derrotarlos. Hace mala mezcla el catalanista estelado con los ojos arrasados de lágrimas emocionadas ante su bandera llamando fascista al que hace lo propio con otra bandera que tiene, por cierto, los mismos colores, la misma vanidad. Hace mala mezcla dar lecciones de historia en quien la ignora.
.
Hacemos muy mal en celebrar la codicia y el egoísmo de nuestros antepasados, la perversión de esa sola nación llamada Ser Humano. Yo quisiera ser un apátrida que ama su patria, sus gentes, y también su especie. Esa especie humana que tan difícil nos lo pone, sin embargo.
.
No celebro ninguna Raza, que ninguna tengo. Celebro la picaresca, celebro Cervantes, celebro Gabo, celebro Sábato, celebro Cortázar, celebro sor Juana, celebro el Martín Fierro por Castilla y el Quijote por la Pampa. Celebro aquel frailecillo De las Casas que escribía en mi idioma y que hace menos árido el suelo en que nací. Porque celebro que siempre hay personas que nos salvan de nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.