lunes, 21 de marzo de 2011

Seremos nosotros

Amaneciste completamente desnuda y desarropada. El invierno había quedado atrás. Habíamos derretido los últimos carámbanos del cielo con un aguacero de sudores, y yo contemplaba ahora aquel milagro. "Qué raro, no hace frío", dijiste al despertar. Yo sonreí como un bobo: "Será que ha llegado la primavera. O seremos nosotros, amor, que hemos encendido el mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.